Blog

¿Por qué es importante incorporar la chía a nuestra alimentación?

18:30 21 mayo in Salud en General
0

Chía o Salvia Hispánica es una semilla diminuta, marrón, negra o blanca. Este cultivo tiene su origen en América Central y constituyó la base de la alimentación de las culturas Mesoamericanas hace unos 3500 años AC. 

Hoy es una opción que aumenta en popularidad a la hora de mejorar la dieta de las personas porque tiene múltiples beneficios nutricionales.

¿Qué nutrientes tiene la chía?

En esta semilla podemos encontrar: proteínas, calcio, boro, potasio, hierro, ácidos grasos como omega 3, antioxidantes y también se suman los oligoelementos, tales como el magnesio, manganeso, cobre, zinc y vitaminas como la niacina. 

Beneficios de la chía

Las semillas de chía son semillas diminutas, de color marrón, negras o blancas. Son casi tan pequeñas como las semillas de la amapola. Provienen de una planta de la familia de la menta. Algunos de sus beneficios más destacados son:

  • Alto contenido de nutrientes:  es rica en nutrientes esenciales como proteínas, fibra, calcio, magnesio, fósforo, y ácidos grasos omega-3.
  • Efecto antioxidante: estas semillas son ricas en fenoles, antioxidantes que pueden reducir hasta el 70% de la actividad de los radicales libres, previniendo el envejecimiento prematuro de la piel y ayudando en la reparación de tejidos musculares.
  • Ayuda a controlar el azúcar en la sangre: puede ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, lo que es beneficioso para las personas con diabetes.
  • Promueve la salud cardiovascular: Los ácidos grasos omega-3 presentes en la chía pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas al disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Ayuda a perder peso: La chía es rica en fibra, lo que puede ayudar a aumentar la sensación de saciedad y reducir el apetito
  • Promueve la salud ósea:  es una buena fuente de calcio, magnesio y fósforo, que son nutrientes esenciales para la salud ósea.
  • Ayuda a reducir la inflamación: Los ácidos grasos omega-3 presentes en la chía pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo, lo que puede ser beneficioso para personas con enfermedades como la artritis.
  • Promueve la salud cerebral: Los ácidos grasos omega-3 presentes en la chía pueden ayudar a promover la salud cerebral y prevenir enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.
  • Ayuda a acelerar el tránsito intestinal: su fibra evita el estreñimiento y previene el cáncer de colon. 

¿Cómo podemos consumir la chía?

Las semillas de chía se pueden agregar o espolvorear sobre casi cualquier cosa. No se necesita prepararlas o molerlas para consumirlas. Para sumarlas las semillas de chía a su dieta:

  • Se pueden usar en lugar de pan rallado
  • Agregalas a las ensaladas
  • Agregalas a bebidas, batidos, yogur o avena
  • Agregalas a las sopas o cualquier plato cocinado
  • Sumalas a la mezcla de la masa de panqueques y tostadas francesas
  • Las podés moler y poner en una pasta y agregar a la masa u otras mezclas antes de cocinarlas.

La chía puede mezclarse con líquidos como agua o jugo y agregarse a alimentos como leche y yogur. 

También se utiliza en reemplazo del huevo en dietas veganas o lactovegetarianas. Para ello se hidrata una cucharada de chía en dos cucharadas de agua unos minutos hasta que se forma un gel, para luego se agregarlo a la preparación de ciertos alimentos como por ejemplo hamburguesas y budines. 

Fuentes: Medlineplus.gov, La Nación, Infobae.